NUMERO 106 - enero

Historia de la Medicina


Hace tiempo, en una biblioteca amiga, descubrí La Historia de las Revistas Argentinas. Se trata de un libro publicado en enero de 1996 por la Asociación Argentina de Editores de Revistas.

En su interior, figuran historias de publicaciones destacadas como Primera Plana y Crisis, entre otras. Todas ellas representativas de diferentes aspectos culturales de nuestro país. Mi sorpresa fue descubrir entre ellas a Roentgen, revista de Radiología, Física y Química Biológica que vio la luz en noviembre de 1937, tras el descubrimiento a nivel mundial de los Rayos X. Su entrega abarcó dos años, llegando a publicar cincuenta y cinco trabajos originales distribuidos de tres a seis por número, y editados en dos tomos.

Los autores de la nota sobre la historia de la revista mencionada, son el doctor Daniel Gerardo Borré, Guillermo Eduardo Borré y la doctora Gladys Noemí Palmyeri

Tratando de ser fiel  a los textos originales, extraje algunos fragmentos  de dicho trabajo de investigación, como modo de acercar aportes de la medicina a nivel mundial y la importancia de la misma en nuestra Argentina del siglo XX.

 

Sus orígenes

                  

Tres elementos concurrentes presagiaban el nacimiento de la Revista Roentgen en nuestro país: a) la fundación de la Sociedad Argentina de Radiología (1917), que reunía a los médicos con orientación en Física biológica, electrología y electro-radiología; b) la creación de la Cátedra de Radiología de la Facultad de Medicina de Bs. As. (1919) y c) la expansión de la práctica y enseñanza de Roentgenología y Radioterapia  a lo largo de todo el territorio nacional.

 

Hacia fines de la década del 30, la Radiología había alcanzado el reconocimiento unánime como materia curricular en las diferentes universidades del país, contando con cátedras y su correspondiente andamiaje docente para su difusión. En este punto de desarrollo y auge de la Radiología argentina, un grupo de médicos talentosos y dotados de un espíritu inquieto impulsan la publicación de la revista, cuya dirección científica estaba a cargo de los profesores Eduardo Lanari, Carlos Niseggi, Federico Vierhellery, Pedro N. Sívori, contando como consejero científico al ilustre Profesor Mariano Castex.

 

En el primer editorial pueden leerse algunos fundamentos de su creación: 

 

Consideramos justificada su aparición porque cada especialidad médica debe tener su portavoz, donde hallen eco las producciones de los que las practican […] Quede a su frente el nombre de Roentgen como un escudo, en homenaje al genial descubridor de los Rayos X, cuya integridad moral y altura intelectual hicieron de él un ejemplo no difundido de laboriosidad, austeridad y modestia” (Revista Roentgen, Tomo I - Nº1; nov-dic: 1937)

 

Características técnicas (gráficas)

 

La Revista Roentgen se presentaba en formato de 26 x 18 cm, con papel ilustración de 100 gr. de primerísima calidad. Impresa en máquina plana con linotipo, la publicación aparecía en letra Blacksville, con títulos destacados en 14, y textos de 10/13. Los trabajos eran ilustrados con numerosas fotos (de excelente resolución) impresas a partir de fotograbados en cinc, conocidas en esa época como clichés. Cada número constaba de 64 páginas, encuadernación en rústica y “tapa blanda.

 

Distribución de la Revista Roentgen

 

La Resolución del 12 de marzo de 1938, por medio de la cual la Revista se vinculaba con la Sociedad Argentina de Radiología, significó, sin duda, una forma de apoyar su distribución. Las principales bibliotecas médicas de la Capital y del Interior  (incluyendo Facultades de Medicina, Cátedras de Radiología y Hospitales con Centros de Radiodiagnóstico y Terapia), recibían regularmente la publicación. A éstos, se agregaban centros académicos extranjeros, en particular latinoamericanos.

 

Financiamiento de la Edición

 

La Revista Roentgen nació como una publicación autónoma y, por lo tanto, debió autofinanciarse. Los recursos para su edición provinieron de dos fuentes: a) suscriptores nacionales y extranjeros y b) casas anunciantes de productos y equipos vinculados con el quehacer radiológico.

 

Conclusiones

 

En el tramo final del extenso artículo, sus autores expresan el valor incuestionable de la revista basándolo en:

 

a) el carácter fundacional de aquella tribuna estimulante y unificadora de los radiólogos argentinos, b) su oportuna creación  por espíritus visionarios que, sintiendo el pulso del progreso, se anticiparon a sus colegas latinoamericanos, c) su nivel científico, con trabajos que aún hoy sorprenden  y d) su cuidada elaboración gráfica.

 

 

 

1

(*) Ruth Louhau: Maestra Normal Nacional especializada en el área de Ciencias Naturales para Educación Intermedia y Técnico Superior en Sistemas Institucionales. Ha sido miembro del Proyecto Multinacional de Centros Regionales Multiplicadores y Mejoramiento de las Ciencias de la OEA; asesora técnico-pedagógica en Mainumbí, organismo especializado en la enseñanza de Educación Ambiental; becaria de la OEA en el Curso Multinacional “Mejoramiento de la enseñanza de la Matemática en el Nivel Básico” (Santiago de Chile); Miembro de la Comisión de Cambio Curricular (Pcia de Santa Fe) para el área de las Ciencias Naturales y Miembro del Proyecto Aborigen de Integración ProAbi (2007- 2010). Es autora de artículos y libros, entre ellos, Iniciación a la Ciencia y a la Ecología.