Ensayo

 
 
El verdadero significado de la clínica

Por Jorgelina Presta (*)

 
 

 

 
 
 

A aquellos que cumplieron parte de mi sueño

A aquellos cuyas miradas me llenan de energía para seguir

A aquellos de quiénes aprendo cada día más

A aquellos a quienes amo,

A mis pacientes.

J.P

Etimológicamente, clínica deriva del griego  κλινική, de κλίνη, lecho, cama. Es el diagnóstico realizado al pie de la cama del enfermo a través del relato de su sintomatología y de los signos obtenidos en el examen físico.

Se puede considerar la disciplina más importante en el ejercicio de la medicina, junto a la terapéutica con la que van de la mano.

El verdadero clínico es aquel que orienta, guía y ayuda a tomar decisiones. Es el que parte de la complejidad para llegar a una situación más simple. Es el que tiene el consejo moderador en momentos confusos o conflictivos. Es el que más conoce del paciente, de su biografía y de su entorno. Es el que jerarquiza los datos del paciente por encima de los exámenes complementarios viendo al individuo desde una perspectiva biopsicosocial.

El clínico tiene una relación vital  y dinámica con el resto de las especialidades en pro de su conocimiento científico y para beneficio del paciente. También tiene estrecha comunicación con otros colegas clínicos  con quienes consulta acerca de casos que él solo no puede resolver, o el que deriva cuando la relación médico–paciente, por algún motivo, entra en crisis.

Además posee algunas otras  características  distintivas  tales como  mayor poder de observación, originalidad de juicio, elevado sentido de la solidaridad, poder de enseñar y aprender de sus alumnos y pacientes y, por sobre todo, un poderoso amor por su tarea y un interés sin remisiones por el paciente.

Ahora bien, después de haber hecho una apología de la clínica médica, me pregunto ¿cómo podemos revalorizarla?, ¿cómo lograr que la población entienda la importancia de tener un  clínico de cabecera aun sin estar enfermo?

Supongo que la respuesta  y la solución a estos interrogantes está en nosotros mismos, los clínicos, en la medida que  cumplamos con lo anteriormente señalado, y trabajemos con  orgullo, esmero y pasión.

                                              

 


 

 

 
 
  (*) Jorgelina Presta es médica clínica y docente de la Cátedra de Clínica Médica de la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad Nacional de Rosario, Argentina.
Es miembro estable del Comité Editorial del portal médico Clínica-UNR.org.
   
    Correspondencia a:
jorgelinapresta@yahoo.com.ar
 
 
 
   
  Versión web 2.0
Medicina & Cultura es un suplemento de Clínica-UNR.org
© 2007 - 2011 Todos los derechos reservados